Saltar al contenido

62 Curiosidades sobre los lobos

lobos curiosidades

1. Para que un cachorro recién nacido aprenda a orinar, la madre loba masajea su vientre con la lengua. [5]

2. Los vikingos usaban pieles de lobo y bebían su sangre para tomar el espíritu del lobo en la batalla. También vieron a los lobos como compañeros de batalla. [6]

3. Los primeros dibujos de lobos están en cuevas en el sur de Europa y datan de 20,000 a. C. [2]

4. Los lobos no son buenos perros guardianes porque por naturaleza tienen miedo a lo desconocido y se esconden de los extraños en vez de ladrarles. [7]

5. La enfermedad autoinmune Lupus eritematoso sistémico (LES) o lupus, literalmente significa enrojecimiento de lobo, porque en el siglo XVIII, los médicos creían que la enfermedad era causada por una mordedura de lobo. [6]

6. Los lobos son los miembros más grandes de la familia Canidae, que incluye perros domésticos, coyotes, dingos, perros de caza africanos, muchos tipos de zorros y varios tipos de chacales. [1]

7. Los ojos de un cachorro lobo son azules al nacer. Se vuelven amarillos cuando tienen ocho meses. [5]

8. Los lobos corren de puntillas, lo que les ayuda a detenerse y girar rápidamente y a evitar que sus almohadillas se desgasten. [5]

9. Los lobos tienen alrededor de 200 millones de células olfativas. Los humanos solo tenemos alrededor de 5 millones. Los lobos pueden oler a otros animales a más de 1,6 kilómetros de distancia. [2]

10. La gestación de un lobo es alrededor de 65 días. Los cachorros nacen sordos, ciegos y no llegan a pesar medio kilo. [4]

11. Bajo ciertas condiciones, los lobos pueden escuchar hasta 10km de distancia en el bosque y 15km en una llanura sin árboles. [1]

12. Los lobos llegaron a ser el depredador terrestre más ampliamente distribuido en el mundo. Los únicos lugares donde no prosperaron fueron en el desierto y las selvas tropicales. [5]

13. Entre los lobos verdaderos, se reconocen dos especies: Canis lupus (a menudo conocido simplemente como lobos grises), que incluye 38 subespecies, como el gris y el ártico entre otros. La otra especie reconocida es el Canis rufus (lobo rojo), que son más pequeños y tienen patas más largas y pelaje más corto que sus parientes. Muchos científicos debaten si Canis rufus se podría considerar una especie a parte. [5]

14. La mandíbula de un lobo es muy poderosa. La mordida de un lobo puede llegar a ejercer casi 600 kg/cm2 (en comparación con los 400kg/cm2 de un perro grande). Las mandíbulas en sí son enormes, y tienen 42 dientes especializados para apuñalar, desgarrar y triturar huesos. Sus mandíbulas también se abren más que las de un perro. [7]

15. La población de lobo gris en Norte América en los años 1600 era de 2 millones. Hoy la población en Norte América es de aproximadamente 65,000 ejemplares. Y la población mundial es de aproximadamente 150,000. [2]

16. Un lobo hambriento puede comer hasta 9kg de carne en una sola vez, para nosotros sería equivalente a comer cien hamburguesas. [2]

17. A los lobos históricamente se les ha asociado con la depredación sexual. Por ejemplo, la Caperucita Roja, que usa una capa roja “proclamando” su madurez sexual, es seducida por el lobo. Esto deriva a situaciones convencionales, como describir a un hombre seductor como “un lobo” o un silbido sexy como un “silbido de lobo”. [6]

18. Aunque las hembras pueden tener varios cachorros en una camada, solo unas pocas de ellas se aparearán. Normalmente, solo la hembra y el macho alfa serán los que se apareen, para producir cachorros más fuertes y así limitar el  número de cachorros que debe cuidar el resto. Las otras hembras ayudarán a criar y “cuidar” a los cachorros. [1]

19. Los machos de menor rango no se aparean y con frecuencia padecen una condición de estrés e inhibición que se conoce como “castración psicológica”. Las hembras de menor rango a veces tienen tanto miedo de la hembra alfa que ni siquiera entran en celo. [4]

20. Un lobo de tamaño promedio produce aproximadamente 20ml de esperma. [2]

21. Los lobos evolucionaron a partir de un antiguo animal llamado Mesocyon, que vivió hace aproximadamente 35 millones de años. Era una criatura pequeña, parecida a un perro, con patas cortas y un cuerpo largo. Como el lobo, se cree que pudo haber vivido en manadas. [7]

22. Los lobos pueden nadar distancias de hasta 13 kilómetros, ayudados por unas pequeñas membranas que tienen entre los dedos de las patas. [2]

23. Adolph Hitler (cuyo primer nombre significa “lobo principal”) estaba fascinado por los lobos y algunas veces usaba “Herr Wolf” o “Conductor Wolf” como alias. “Wolf’s Gulch” (Wolfsschlucht), “Wolf’s Lair” (Wolfschanze) y “Werewolf” (Wehrwolf) fueron los nombres en clave de Hitler para varios cuarteles generales militares. [6]

24. En el 1600, Irlanda se llamaba “tierra de lobos” porque habitaban allí muchos lobos. La caza del lobo era un deporte popular entre la nobleza, y utilizaban el perro lobo irlandés para matarlos. El registro más antiguo de un perro lobo irlandés data de la época romana en el año 391 A. [6]

25. Los científicos actuales sugieren que etiquetar a un lobo “alfa” u “omega” es engañoso porque los lobos “alfa” son simplemente lobos parentales. El uso de la terminología “alfa” sugiere falsamente una estructura social permanente rígida y forzada. [3]

26. Los biólogos describen el territorio del lobo no solo espacial, sino espacial-temporal, de modo que una manada se mueve dentro o fuera del territorio de otra manada, dependiendo de lo recientes que sean las señales de “no pasar” de otras manadas. [4]

27. A diferencia de otros animales, los lobos tienen una variedad de expresiones faciales distintas que utilizan para comunicarse y mantener la unidad de la manada. [3]

28. El dios griego Apolo a veces se le conocía por Apollo Lykios, el lobo Apolo, y se asociaba con el viento y el sol. En Atenas, la tierra que rodeaba el templo de Apolo se conocía como el Liceo o la “piel de lobo”. [6]

29. En 1927, un policía francés fue juzgado por disparar a un muchacho que creía que era un hombre lobo. Ese mismo año, los últimos lobos salvajes en Francia fueron asesinados. [6]

30. Cuando los europeos llegaron a América del Norte, los lobos se convirtieron en el animal más buscado en la historia de los Estados Unidos y casi se extinguieron a comienzos del siglo XX. El gobierno federal de EE.UU incluso promulgó un programa de erradicación de lobos en los estados del oeste en 1915. [1]

31. Los lobos gigantes o lobos terribles (canis dirus) eran lobos prehistóricos que vivieron en América del Norte hace unos dos millones de años. Cazaban presas del tamaño de mamuts. [5]

32. Un lobo puede correr aproximadamente 32 km/hora, y hasta 56 km/hora si fuera necesario, pero solo por un minuto o dos. Pueden “trotar como perros” a unas 8 km/hora y pueden viajar durante todo el día manteniendo esa velocidad. [7]

33. Entre 1883 y 1918, más de 80.000 lobos fueron asesinados en Montana por recompensa. [4] “Hemos condenado al lobo no por lo que es, sino por lo que deliberadamente y erróneamente percibimos que es (un mitificado salvaje asesino despiadado), lo que en realidad, no es más que una imagen reflejada de nosotros mismos.”  (Farley Mowat, Never Cry Wolf)

34. Los lobos más pequeños viven en el Medio Oriente, donde pueden pesar solo 15 kilos. Los lobos más grandes habitan en Canadá, Alaska y Rusia, donde pueden alcanzar los 80 kilos. [5]

35. Los lobos aúllan para contactar con miembros separados de su grupo, para reunir al grupo antes de cazar, o para advertir a las manadas de lobos rivales que se alejen. Los lobos solitarios aullarán para atraer a sus parejas o simplemente porque están solos. Cada lobo aúlla solo por unos cinco segundos, pero los aullidos pueden parecer mucho más largos cuando todo el grupo se une. [3]

36. Sus ojos de los lobos tienen una capa que refleja la luz, llamada tapetum lucidum (en latín significa “tapiz brillante”). La cual hace que los ojos brillen en la oscuridad y faciliten la visión nocturna. Si bien la percepción del color y la agudeza visual de un lobo pueden ser inferiores a las de un ser humano, los ojos de un lobo son extremadamente sensibles al movimiento. [4]

37. Donde hay lobos, a menudo hay cuervos (a veces conocidos como “pájaros lobo”). Los cuervos a menudo siguen a los lobos para hacerse con los restos de la caza y para molestarlos. Juegan con los lobos y luego se alejan rápidamente o picotean sus colas para intentar que los persigan. [7]

38. En la antigua Roma, mujeres estériles asistían al festival romano Lupercalia (llamado así por la legendaria cueva de la guardería de Rómulo y Remo) con la esperanza de volverse fértil. [6]

39. Según Plinio el Viejo, un erudito romano del siglo I, los dientes de lobo se frotaban en las encías de los niños para aliviar el dolor. También informó que las heces de lobo podían usarse para tratar cólicos y cataratas. [6]

40. Los biólogos han descubierto que hay lobos que responden a los humanos imitando sus aullidos. El International Wolf Center en Minnesota incluso patrocina “noches de aullidos” en las que las personas pueden aullar en el desierto y esperar un aullido de respuesta. [2]

41. Los aztecas usaban el hígado de lobo como ingrediente para tratar la melancolía. También pincharon el pecho de un paciente con un hueso de lobo afilado en un intento de retrasar su muerte. [6]

42. Durante la Edad Media, los europeos usaban polvo de hígado de lobo para aliviar el dolor del parto y ataban la pata delantera derecha de un lobo alrededor de la garganta para reducir el dolor al tragar. La carne de lobo seco también se comía para aliviar el dolor en las espinillas. [6]

43. Los griegos creían que si alguien comía carne de un cordero muerto por un lobo, corría un alto riesgo de convertirse en vampiro. [6]

44. Durante el reinado de Eduardo el Confesor, que comenzó en 1042, un criminal condenado fue obligado a usar una máscara de cabeza de lobo y podía ser ejecutado en un “árbol de cabeza de lobo” o en la horca donde un lobo había sido ahorcado. [6]

45. Werewolf trials (wer “hombre” + wolf “lobo”) (que eran distintos de los juicios por brujería) llevaron a cientos de ejecuciones durante el siglo XVII. Hombres, mujeres y niños, muchos de los cuales tenían discapacidades físicas y mentales, fueron ejecutados. [6]

46. Los indios Cherokee no cazaban lobos porque creían que los hermanos de los lobos asesinados se vengarían. Además, si se usara un arma para matar a un lobo, el arma no volvería a funcionar correctamente. [6]

47. Aproximadamente en el año 800, Carlomagno fundó una fuerza especial de caza del lobo, el Louveterie, que permaneció activo hasta 1789. Fue reactivado en 1814, y el último lobo francés fue asesinado en 1927. [1]

48. El rey de Gran Bretaña Edgar impuso un impuesto anual de 300 pieles de lobo sobre Gales. La población de lobos galeses fue rápidamente exterminada. [1]

49. En 1500, el último lobo en Inglaterra fue asesinado. En 1770, en Irlanda. Y en 1772, en Dinamarca. [1]

50. Después de escuchar acerca de “espíritus aterradores” en el bosque con rasgos humanos que caminaban sobre cuatro patas, el reverendo Singh descubrió en 1920 una cueva con dos cachorros y dos muchachas humanas, una alrededor de 8 años, la otra alrededor de 2. Después de regresar a la “civilización”, la más joven murió al cabo de un año. Recientemente, los autores han cuestionado la validez de esta historia, ya que el conocimiento moderno ha revelado que ese comportamiento “lobo” se ve a menudo en niños autistas o maltratados. [4]

51. Sextus Placitus, en el siglo V a.C. Medicina de quadrupedibus (Medicinas de cuadrúpedos), afirma que dormir con la cabeza de un lobo bajo la almohada curaraba el insomnio. [6]

52. Una manada de lobos puede contener solo dos o tres miembros, o ser 10 veces más grande. [5]

53. En 1934, Alemania se convirtió en la primera nación en tiempos modernos en poner al lobo bajo protección. Influenciado por la creencia de Friedrich Nietzsche (1844-1900) y Oswald Spengler (1880-1936) de que los depredadores naturales poseían más vigor y virilidad que sus presas, la protección probablemente fue más para un lobo “icónico” que el lobo en sí, particularmente desde los asesinatos en el siglo XIX de los últimos lobos en Alemania. [6]

54. La palabra japonesa para lobo significa “gran dios”. [6]

55. Entre 6.000 y 7.000 pieles de lobo se comercializan en todo el mundo cada año. Las pieles son suministradas principalmente por Rusia, Mongolia y China y se utilizan principalmente para abrigos. [1]

56. En India, las trampas para lobos todavía se usan. Estas trampas consisten en un hoyo, enmascarado con ramas u hojas. Los lobos caen y la gente los apedrea hasta la muerte. [1]

57. Los lobos fueron los primeros animales en ser incluidos en la lista de la Ley de Especies en Peligro de Extinción de los Estados Unidos en 1973. [1]

58. El famoso poema de John Milton “Lycidas” deriva del griego lykideus “cachorro lobo”. [6]

59. Un macho y una hembra que se aparean suelen permanecer juntos de por vida. Son padres devotos y mantienen vínculos familiares muy fuertes. [3]

60. El último lobo en el Parque de Yellowstone fue asesinado en 1926. En 1995, los lobos fueron reintroducidos y, después de solo diez años, aproximadamente 136 lobos recorren el parque en aproximadamente 13 manadas de lobos. [2]

61. Actualmente, hay alrededor de 50.000 lobos en Canadá; 6.500 en Alaska; y 3.500 en los 48 estados más bajos. En Europa, Italia tiene menos de 300; España alrededor de 2.000; Noruega y Suecia juntas menos de 80. Hay alrededor de 700 lobos en Polonia y 70.000 en Rusia. [2]

62. En el universo de Harry Potter, el nombre del hombre lobo Remus Lupin está directamente relacionado con la palabra latina para lobo (lupus) y sugiere una asociación con uno de los fundadores de Roma, Remus, que fue amamantado por un lobo. La dualidad de la naturaleza del hombre lobo de Lupin sugiere que en el reino de Potter, hay dos lados para todo. [6]

Bibliografía (con enlace de compra a Amazon)

[1]Bailey, Jill. Animals under Threat: Gray Wolf.

[2]Brandenburg, James and Judy Brandenburg. Face to Face with Wolves.

[3]Dutcher, Jim and Jamie Dutcher. Living with Wolves.

[4]Grambo, Rebecca L. Wolf: Legend, Enemy, Icon.

[5]Leach, Michael. Wolf: Habitats, Life Cycles, Food Chains, Threats

[6]Ménatory, Anne. The Art of Being a Wolf.

[7]Reid, Mary E. Wolves and Other Wild Dogs.