Saltar al contenido

Lobo Gris – Canis Lupus

lobo gris

Descripción

El lobo gris, también conocido como lobo común, es a menudo confundido con otras razas a pesar de ser el tipo de lobo más conocido. Esto se debe a que la apariencia del lobo gris puede ser muy diferente según la ubicación en la que se encuentren.

El peso de un lobo gris puede ir desde los 35 kgs a los 45 kgs, sin embargo se han encontrado algunos ejemplares que alcanzaban los 90 kgs., pero son casos muy raros. Su longitud puede variar entre los 1.4 m. y los 1.6 m. En cuanto a su pelaje, los colores que tienen pueden incluir marrón, gris, negro, rojo, blanco y una combinación de varios tonos y colores.

Anatomía

La cabeza y el hocico de estos lobos son estrechos en comparación con otras especies. Tampoco tienen la misma masa en los hombros. Sin embargo, a pesar de estas características, siguen siendo animales muy poderosos. No son tan rápidos como otros animales, pero tienen una resistencia que no se puede igualar. Esto

lobo comun

significa que aunque no tengan una alta velocidad inicial, si pueden recorrer grandes distancias a buen ritmo.

La cinta entre cada dedo permite que el lobo común se pueda mover fácilmente independientemente del tipo de terreno en el que se encuentren. Tienen pies muy grandes, por lo que pueden cambiar la distribución de su peso, ayudándoles cuando caminan sobre la nieve a no hundirse en las áreas blandas.

Tienen dientes muy afilados y mandíbulas fuertes. Sus mandíbulas tienen tres veces el poder de morder que el que puede tener un perro normal. Una característica importante de este animal, es que la saliva del lobo gris ha demostrado ayudar al crecimiento nuevos tejidos y a reducir el riesgo de que se produzca una infección.

Evolución

Las pruebas de ADN muestran que el lobo común ha evolucionado a partir de caninos. Actualmente hay varias subespecies de este lobo también. El hecho de que continúen encontrándose diferencias significativas, indica que estos lobos se movieron en varias direcciones hace mucho tiempo, buscando seguramente el tener una mejor oportunidad de sobrevivir.

Comportamiento

El lobo gris utiliza una variedad de formas de comunicación vocales y no verbales dentro de su manada. Son muy dependientes de su grupo social y hacen todo lo posible para mantenerlo. Pueden ser agresivos con otras manadas de lobos, sobretodo a la hora de marcar su territorio. Utilizan a menudo aullidos para informar a otra manada que no deben entrar en su territorio.

Marcarán fuertemente su territorio con la orina y sus olores corporales. Rodar por el suelo y frotarse contra los árboles les ayuda a liberar estos olores. Puede ser muy difícil para los jóvenes lobos grises encontrar su propio hábitat en la naturaleza.

Hábitat / Distribución

El lobo gris es capaz de adaptarse a una amplia variedad de entornos. Mientras puedan encontrar comida y tengan un gran hábitat para moverse, les irá muy bien. Se sabe que viven en regiones de lo mas variadas, como montañas, llanuras, desiertos, pastizales e incluso algunos lugares urbanos.

Desafortunadamente, la extensión de terreno que tenían se ha reducido drásticamente. El hecho de que los humanos sigan introduciéndose en su territorio para vivir, les deja a estos animales cada vez menos terreno para poder sobrevivir. Como resultado, algunas ubicaciones que solían ser habitadas por el lobo común, se encuentras ahora sin ningún ejemplar.

Para solventar el problema, se han realizado numerosos y exitosos esfuerzos para reintroducir el lobo gris en alguno de los territorios que previamente habían habitado. Estos programas han demostrado que devolverles a su entorno natural puede ser una excelente solución para mantener su población.

Dieta / hábitos de alimentación

lobo comun

La mayoría de los expertos creen que el lobo gris ayuda a poner orden y equilibrio a los ecosistemas de los que forman parte. Son muy oportunistas cuando se trata de aquello de lo que se alimentan. Esto varía desde pequeños roedores hasta animales medianos y muy grandes. Dependiendo de la ubicación, esto puede incluir ciervos, castores y bisontes.

Lo que es interesante es que generalmente no atacarán a la presa que se detiene. Sin embargo, pueden rodearlo durante horas o incluso días. Si el animal huye, es cuando los lobos comunes lo perseguirán y tratarán de derribarlo.

Al igual que otros cachorros de lobo, éstos serán alimentados con carne regurgitada por los miembros de la manada. Eso les permite obtener la nutrición que necesitan después de que terminen de alimentarse del cuerpo de sus madres. Cuando estén listos para salir a cazar a los seis meses de edad, aprenderán cómo sobrevivir.

A los cachorros se les permite luchar por la comida cuando llega el momento de participar en dicha alimentación. Muchos expertos creen que esta lucha para llegar a consumir alimentos es parte de cómo se determinará su orden en el grupo.

Reproducción

Hay una larga temporada de apareamiento para el lobo gris que puede durar de enero a abril. El macho alfa, encargado de la reproducción dentro de la manada, se apareará con la hembra beta femenina. Además de la hembra beta, el macho alfa también puede aparearse con otras hembras del grupo. Esta característica es diferente en otras especies de lobos donde solo se apareará con la hembra beta.

Si el apareamiento se ha llevado con éxito, en tan solo dos meses, llegará la camada de cachorros. Al nacer, los cachorros de lobo gris, son sordos y ciegos, llegando a pesar como máximo medio kg. En general, cada loba dará a luz a una camada de entre 4 a 6 cachorros, más en algunos casos, y los dará a luz dentro de una guarida.

Allí se quedará con ellos de forma intermitente durante los primeros tres meses de vida. Únicamente les dejará para conseguir comida para ella. Esto es necesario para que ella pueda continuar produciendo leche y los jóvenes sobrevivan. Cuando salgan de la guarida con ella serán atendidos por toda la manada de lobos.

Los lobos jóvenes continuarán siendo parte de la manada hasta que se hagan adultos. Alcanzada la madurez, alrededor de los dos años de edad, la mayoría de ellos dejará el grupo para ir en busca del suyo propio. El impulso de reproducción es a menudo lo que les impulsa a hacerlo, ya que si permanecen en su manada de origen, es posible que nunca tengan la oportunidad de hacerlo.

Depredadores

La mayor amenaza para el lobo gris, son los humanos. Hay muchos granjeros y rancheros que no se preocupan por ellos, viéndolos como una amenaza o como un tipo de animal muy peligroso. La peligrosidad de la situación reside en que a las personas que cohabitan con ellos, realmente no les importa si terminan siendo exterminados o no.

Se cree que el lobo común tiene una mejor posibilidad de supervivencia con respecto a todas las otras especies de lobos. Muchos de ellos están en peligro, pero el número de éstos es lo suficientemente alto como para que de momento no hayan saltado las alarmas.